Buscar

SAN CUCUFATE VERDEJO 2017

0,00 €
Estuche de 3 bot. x 75 cl
+ -

La gran complejidad artesanal de un Rueda de guarda.

El 2017 estuvo marcado por una sequía generalizada y descensos de temperaturas bruscas relevantes. De las viñas que soportaron impasibles y pacientes los desafíos climatológicos nace San Cucufate.

En su elaboración destacamos, que es un proceso completamente artesanal, basado en la tradición y el recuerdo de aquellos vinos tranquilos, refinaldos, complejos, con gran capacidad de guarda que se elaboraban en la zona hace años. Solo hemos acompañado y sentido su evolución, maduración, hacia una complejidad excepcional.

En sus notas de cata destacamos su color amarillo dorado por el contacto con las lías. Sobrio, rústico, muy complejo en nariz, almendra tostada y fruta blanca madura. La boca es muy expresiva con un excepcional equilibrio y profundidad, nos da sensaciones a fruta blanca confitada, recuerdos a cera de abeja y regaliz. El final de boca es intenso de gran persistencia. Aparecen sensaciones de los suelos asociadas a la complejidad aportada por el tiempo.

Escribe tu propia crítica Close Review Form
  • Solo usuarios registrados pueden escribir comentarios
*
*
Mala
Excelente
*
*
*
*
Descripción

La gran complejidad artesanal de un Rueda de guarda.

El 2017 estuvo marcado por una sequía generalizada y descensos de temperaturas bruscas relevantes. De las viñas que soportaron impasibles y pacientes los desafíos climatológicos nace San Cucufate.

En su elaboración destacamos, que es un proceso completamente artesanal, basado en la tradición y el recuerdo de aquellos vinos tranquilos, refinaldos, complejos, con gran capacidad de guarda que se elaboraban en la zona hace años. Solo hemos acompañado y sentido su evolución, maduración, hacia una complejidad excepcional.

En sus notas de cata destacamos su color amarillo dorado por el contacto con las lías. Sobrio, rústico, muy complejo en nariz, almendra tostada y fruta blanca madura. La boca es muy expresiva con un excepcional equilibrio y profundidad, nos da sensaciones a fruta blanca confitada, recuerdos a cera de abeja y regaliz. El final de boca es intenso de gran persistencia. Aparecen sensaciones de los suelos asociadas a la complejidad aportada por el tiempo.